circogranfele

Sobre Monstruos y Fenómenos

In fenómenos de la naturaleza, Gabinete de Curiosidades on 5 abril 2017 at 11:39

Una vez vi a la famosa sirena de Fidji. Su cuerpo era medio pez, medio humano, si se podía llamar humano a semejante engendro. Los ojos sin párpados expresaban sorpresa, miedo y odio. La boca, cuyos labios apenas se distinguían, mostraba unos afilados y amenazantes dientes. Sus manos eran garras salidas de las pesadillas oscuras de nuestra infancia. Su apariencia, la de un enorme y amenazante pescado ahumado. Desde entonces esta imagen me ha acompañado como una fiel compañera de juegos.

Tritón y sirena, vistos en el Nilo

Fue mi primera sirena, pero no la única. Descubrí en viejos libros a los dos tritones, macho y hembra que describió Mena, gobernador de Egipto. Vislumbré sirenas de las que habla Rondelet en el mar de Noruega. Hieronymus Cardanus describe un monstruo con cabeza de oso, brazos y manos de mono y el resto de pescado, que fue encontrado en Macerie.

Philippe Forestus da fe de un ser con forma de león, cubierto de escamas, capturado en el mar Tirreno.

Diablo de mar

El tres de noviembre del año 1523 fue visto en Roma un monstruo de la talla de un niño de cinco años, con la parte superior semejante a un hombre y la inferior a un pez.

Otras sirenas han sido vistas cerca de la isla de Thylen, en la mar Océana. También en la costa de Bergen, en la mar Ilírica y en Escocia, e incluso en el mar Rojo, donde habita el Orobon                                                                            y del cual se alimentan los árabes del monte                                                                                   Mazouan.

Mil y una historias sobre este ser tan especial. Originario de la mitología griega, cuyo nombre está posiblemente inspirado en el Sánscrito Kimera, “encadenado”. Seres mitad mujer mitad ave.

Posteriormente, la representación que ha llegado a nuestros, las describe como mujeres con cola de pez.

Las sirenas representan el espíritu de los muertos. Pero sobre todo se distinguen por una voz musical increíblemente bella cuya canción es irresistible y lleva la perdición a los que la escuchan.

En el año 2003 llegaron a mis oídos ciertas leyendas acerca de la cueva del Morach (Moraig), el río subterráneo más largo de España, situado cerca del pueblo de Benitachell (Alicante).

Cueva de Benitachell

Cueva de Benitachell

Al río se accede desde la Cueva de los Arcos, realizando una inmersión a través de un sifón para salir al mar. Desde allí y por el acantilado, se accede a una cueva derrumbada, en cuyo fondo se encuentra la boca del río.

Los rumores hablaban de una sirena que había sido vista
por algunos submarinistas. El hecho de que siempre fuera avistada en momentos de peligro, hacía pensar en alucinaciones y visiones debidas al estrés y el pánico.

Programé varias inmersiones en la cueva con mi amigo Rafael Graullera. Pero no hicieron falta tantas, ya que en la primera inmersión, a unos doce metros de profundidad y unos cien metros en el interior de las oscuras aguas del Morach, descubrí repentinamente una figura que parecía ser una mujer, y que más tarde fue reconocida como una sirena. Su estado de conservación se podía definir como de una momia petrificada, oscura, suave al tacto y fría.

Si alguna vez vais al Circo Gran Fele, no dejéis de visitar el Gabinete de Curiosidades de Baltasar Pock y saludar a la Dama del Morach. Tocadle la frente y pedidle una canción.

Anuncios

Conferencia-degustación “El oficio del payaso y la búsqueda de las alubias con chorizo”

In historia del payaso on 16 junio 2009 at 17:49


Vídeo de la conferencia (I parte)


Vídeo de la conferencia (II parte)

Rafael Pla, el Gran Fele, ofreció una conferencia el pasado día 28 de mayo en la Sala Zircó de Valencia. Como podéis comprobar en el vídeo, se trata de una “conferencia gastronómica”, centrada en la figura del payaso desde la perspectiva occidental y su relación con el oficio, la libertad y el chorizo.

Rafael Pla ofrece una mirada subjetiva de la evolución de los payasos, desde los orígenes en la época griega hasta nuestros días. Uno de los resultados de esta conferencia es la desmitificación de ese carácter infantil que siempre ha querido vincularse al payaso. Una almibarada imagen del payaso que se nos ha querido presentar desde los años 50 y que no corresponde con la realidad, ni con su historia.

Sobre Monstruos y Fenómenos

In fenómenos de la naturaleza on 27 abril 2009 at 18:08

Una vez vi a la famosa sirena de Fidji. Su cuerpo era medio pez, medio humano, si se podía llamar humano a semejante engendro. Los ojos sin párpados expresaban sorpresa, miedo y odio. La boca, cuyos labios apenas se distinguían, mostraba unos afilados y amenazantes dientes. Sus manos eran garras salidas de las pesadillas oscuras de nuestra infancia. Su apariencia, la de un enorme y amenazante pescado ahumado. Desde entonces esta imagen me ha acompañado como una fiel compañera de juegos.

Tritón y sirena, vistos en el Nilo

Tritón y sirena, vistos en el Nilo

Fue mi primera sirena, pero no la única. Descubrí en viejos libros a los dos tritones, macho y hembra que describió Mena, gobernador de Egipto. Vislumbré sirenas de las que habla Rondelet en el mar de Noruega. Hieronymus Cardanus describe un monstruo con cabeza de oso, brazos y manos de mono y el resto de pescado, que fue encontrado en Macerie.
Philippe Forestus da fe de un ser con forma de león, cubierto de escamas, capturado en el mar Tirreno.

Diablo de mar

Diablo de mar

El tres de noviembre del año 1523 fue visto en Roma un monstruo de la talla de un niño de cinco años, con la parte superior semejante a un hombre y la inferior a un pez.

Otras sirenas han sido vistas cerca de la isla de Thylen, en la mar Océana. También en la costa de Bergen, en la mar Ilírica y en Escocia, e incluso en el mar Rojo, donde habita el Orobon y del cual se alimentan los árabes del monte Mazouan.

Mil y una historias sobre este ser tan especial. Originario de la mitología griega, cuyo nombre está posiblemente inspirado en el Sánscrito Kimera, “encadenado”. Seres mitad mujer mitad ave.

Posteriormente, la representación que ha llegado a nuestros, las describe como mujeres con cola de pez.

Las sirenas representan el espíritu de los muertos. Pero sobre todo se distinguen por una voz musical increíblemente bella cuya canción es irresistible y lleva la perdición a los que la escuchan.

En el año 2003 llegaron a mis oídos ciertas leyendas acerca de la cueva del Morach (Moraig), el río subterráneo más largo de España, situado cerca del pueblo de Benitachell (Alicante).

Cueva de Benitachell

Cueva de Benitachell

Al río se accede desde la Cueva de los Arcos, realizando una inmersión a través de un sifón para salir al mar. Desde allí y por el acantilado, se accede a una cueva derrumbada, en cuyo fondo se encuentra la boca del río.

Los rumores hablaban de una sirena que había sido vista
por algunos submarinistas. El hecho de que siempre fuera avistada en momentos de peligro, hacía pensar en alucinaciones y visiones debidas al estrés y el pánico.

Programé varias inmersiones en la cueva con mi amigo Rafael Graullera. Pero no hicieron falta tantas, ya que en la primera inmersión, a unos doce metros de profundidad y unos cien metros en el interior de las oscuras aguas del Morach, descubrí repentinamente una figura que parecía ser una mujer, y que más tarde fue reconocida como una sirena. Su estado de conservación se podía definir como de una momia petrificada, oscura, suave al tacto y fría.

Si alguna vez vais al Circo Gran Fele, no dejéis de visitar el Gabinete de Curiosidades de Baltasar Pock y saludar a la Dama del Morach. Tocadle la frente y pedidle una canción.